news

Publish: April 7, 14

“Cumpleaños de una cultura empresarial” or “The anniversary of an entrepreneurial culture”

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Hace 110 años -una buena parte de la historia de Manizales- nace la empresa Lúker como decisión de un emprendedor de todos los kilates, que hace de ella una de las empresas más emblemáticas de Manizales y Colombia. Pero más que la empresa, que ha aportado al desarrollo de la ciudad, la región y el país, proyectó una manera de ser, una cultura particular en sus descendientes. La generación que siguió a don José Jesús Restrepo, la de don Arturo, don Jaime, don Jorge y doña Inés, han dado testimonio de haber recibido un legado espiritual sólido, pues no solo desarrollaron con inteligencia, tesón y visión, un conjunto empresarial de la mayor importancia, si no que lo han logrado con clara conciencia de su función social. Por eso, hace 20 años, deciden darle vida a un muy destacado emprendimiento social, la Fundación Lúker. Esta va más allá del concepto de responsabilidad social empresarial. Es en sí misma una forma de ver la sociedad y su desarrollo; es una manera de entender la responsabilidad del capital de cara a la justicia social y a la necesidad de dar herramientas para superar la pobreza. Esta visión, resultante de una cultura familiar, la viven con profunda convicción las nuevas generaciones de la familia Restrepo, que con discreción y muy bajo perfil, siguen contribuyendo con generosidad, dedicación y acierto, a que la Fundación Lúker sirva cada vez, de mejor manera, a su propósito de generar liderazgo para el desarrollo de Manizales y su región, alentando proyectos de educación y emprendimiento.

Con motivo de estos primeros veinte años de la Fundación Lúker debo resaltar la muy importante apuesta que ésta ha hecho, en asocio del Municipio de Manizales y de un importante grupo de rectores y maestros, para desarrollar, en beneficio de los niños y jóvenes de la ciudad, el modelo de Escuela Activa Urbana. Es este un proyecto innovador, original y distinto. No exagero al afirmar, que en términos colombianos y latinoamericanos, revolucionario. No solamente mejora la calidad de la educación sino que hace posible que se vaya dando un Ser Humano distinto, con competencias difíciles de conseguir en el modelo educativo tradicional. Las pruebas PISA han mostrado los resultados resaltando lo medible. Lo no medible, en pruebas estandarizadas, es sin la menor duda, lo más importante. Lo que se da en términos de capacidad de trabajar en equipo; de habilidad para la comunicación; de respeto por el otro; de conciencia democrática; de capacidad de investigación y de aprender a aprender; de disciplina y comportamiento. La medición de estas competencias las hará la propia sociedad cuando empiece a sentirse distinta. Cuando Manizales se proyecte en el escenario nacional como una sociedad con mayor capacidad de participación, más democrática, sin violencia, más solidaria, más emprendedora, más culta y con la mejor calidad de vida en el país. A esta evolución, a este cambio, ha venido contribuyendo con una particular eficacia la Fundación Lúker, en estos 20 años, dando una lección de sensibilidad social, de proyección de una cultura familiar notable; de eficiencia y eficacia en el trabajo institucional y de ¡profundo amor por Manizales, Caldas y Colombia!.

Por: Jorge Bernardo Londoño

© 2016 - CasaLuker Privacy Policy